Shopping subconsciente, el último experimento de eBay

The Art of Shopping

¿Imaginas combinar arte y tecnología para sacar a relucir los deseos subconscientes de los consumidores? Eso es exactamente de lo que trata “The Art of Shopping”, un proyecto experimental de shopping experience que pusieron en marcha a finales del año pasado el gigante del ecommerce eBay y la galería Saatchi Art.

En una exhibición con obras de arte específicamente seleccionadas para el experimento, los dos retailers invitaron a un grupo de participantes. Una vez allí fueron equipados con unos dispositivos tipo diadema con tecnología de EEG (electroencenfalograma) para monitorizar en todo momento su actividad cerebral y se les pidió que en primer lugar jugasen durante unos minutos en una tablet a modo de «calentamiento» cognitivo.

En una segunda fase, los participantes exploraban un espacio repleto de obras de arte y se les pedía que se mantuviesen durante al menos 20 segundos frente a las diez piezas que más les gustaran. Esta tecnología de neuromarketing registraba en qué momentos se producía respuesta emocional por parte del participante, creando un carrito de la compra personalizado a medida que avanzaba la visita con artículos seleccionados de la base de datos del marketplace de eBay.

Al término de la misma, se entregaba a los participantes un informe personalizado con un detalle de qué piezas habían disparado más actividad cerebral, y un carrito de la compra virtual basado en sus preferencias subconscientes. El algoritmo encargado de seleccionar los productos de entre los millones de registros disponibles en eBay ha sido desarrollado por psicólogos del comportamiento.

La de eBay no es la única experiencia personalizada de consumo basada en neurociencia. La diseñadora belga Merel Bekking se ha inspirado en las preferencias subconscientes de sus clientes para crear nuevas piezas de mobiliario, mientras que el diseñador británico Matthew Plummer-Fernandez ha usado un algoritmo para crear pequeños asistentes de inteligencia artificial, pensados para que los conductores los lleven consigo en el salpicadero del coche.

The Art of Shopping

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *