El nobel a Thaler y el auge de la Behavioral Economics, protagonista en Harvard Business Review

La prestigiosa revista Harvard Business Review se hizo eco en su número de octubre de cómo el Premio Nobel otorgado a  Richard H. Thaler, profesor de la Universidad de Chicago y considerado el padre de la economía emocional, evidencia el auge de la disciplina Behavioral Economics o economía conductual. EMO Insights también señaló la importancia de este galardón como reconocimiento al papel de la psicología en el entorno económico en este artículo publicado en Puromarketing por su CEO & partner, Elena Alfaro.

Thaler ha sido considerado un economista «diferente» por su teoría basada en la combinación de los insights procedentes de la psicología y toma de decisiones, y los económicos para obtener un conocimiento más detallado de las emociones humanas.

En 1990 Thaler empezó a escribir sobre el comportamiento humano, en el que explicaba que algunas anomalías no pueden justificarse únicamente con teorías económicas. Un año más tarde The Journal of Economic Perspectives le ofreció una columna, y desde entonces no ha cesado su labor de persuadir a otros economistas para que presten más atención en todo lo que rodea al comportamiento humano y su conexión con la dimensión emocional de las personas.

Autor del best-seller Nudge: Improving Decisions about Health, Wealth, and Happiness (2008) junto a Cass Sunstein, en el que cuentan cómo ayudar a las personas a tomar mejores decisiones. Y en 2015 participó como actor en la película The Big Short, sobre las consecuencias económicas de la crisis financiera de 2008.

El comité de la organización de los Premios Nobel otorgó el galardón al profesor Thaler por su estudio pionero en demostrar que las personas son predeciblemente irracionales: se negarán a pagar más por un paraguas durante una tormenta o si bajan los precios del gas usarán el dinero extra para comprar gasolina premium.

Además, Thaler ha realizado una importante labor al vincular los factores económicos hacia un conocimiento más real del comportamiento humano y por aplicar los datos obtenidos a mejoras de políticas públicas.

Después del anuncio de su premio, Richard Thaler concluyó su discurso con la siguiente frase: «In order to do good economics, you have to keep in mind that people are human» («Para hacer una buena economía, debes tener en cuenta que las personas son humanas»).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *