Las emociones, ingrediente clave en los ratings de la nueva “televisión social”

¿Sabías que entre 6 y 8 usuarios de cada 10 usa un dispositivo móvil mientras ve la televisión? La llegada de las redes sociales ha revolucionado los hábitos de consumo de los espectadores, originando una nueva forma de visionado, la denominada “televisión social”.

Mientras ven sus programas favoritos, los telespectadores publican en tiempo real comentarios sobre personajes, diálogos o giros de la trama a través de los cuales expresan sus sentimientos y su grado de vinculación hacia la emisión.

Recientes estudios han revelado que el estado emocional de los telespectadores es un condicionante muy poderoso hacia los impulsos de consumo respecto a las marcas que se anuncian durante los tramos publicitarios. Cuando un programa despierta reacciones emocionales en Twitter, hay un 48% más de probabilidades de que quienes lo vieron recuerden un anuncio emitido durante la publicidad.

Los programas que generan #emociones incrementan un 48% la probabilidad de recordar la #publicidad Click Para Twittear

¿Están las marcas midiendo esas emociones?

Los ratings televisivos tradicionales siguen siendo muy valiosos pero es imprescindible para las marcas incorporar otro tipo de métricas que permitan medir los comportamientos de los espectadores en relación al factor emocional.

Estos ratings televisivos emocionales permitirán establecer audiencias de nicho emocional y detectar qué momentos televisivos son óptimos para cada marca en función del estado emocional más conveniente. En este nuevo panorama de televisión social, las marcas podrán priorizar así entre audiencias felices, tristes, enfadadas o indignadas, sorprendidas, etc.

Medición de emociones en spot televisivos

La respuesta emocional que despierta la propia publicidad también guarda relación directa con la probabilidad ser compartida en redes sociales. Un reciente experimento realizado de forma conjunta por Xaxis y Realeyes midió la respuesta emocional hacia una serie de spots publicitarios en plataformas online.

Las emociones eran capturadas a través de la webcam de los participantes del experimento en su propio ordenador, y procesadas mediante tecnologías de reconocimiento facial que cuantificaron estados emocionales de Felicidad, Tristeza, Enfado, Sorpresa, Confusión y Miedo, así como el nivel de interacción con el vídeo en redes sociales.

Analizando la conexión entre emociones y las acciones posteriores en redes sociales, se crearon modelos predictivos de “rendimiento social” para cada audiencia, basándose en su respuesta emocional.

La nueva televisión social abre ante nosotros un nuevo panorama en la televisión y la publicidad televisiva, en el que nuevos y más profundos insights emocionales serán indispensables para guiar la estrategia de las marcas.

¿Sabías que 6-8 usuarios de cada 10 usa un dispositivo móvil mientras ve la #televisión? Click Para Twittear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *